Las utopías se cumplen. He visto muchas salir adelante, ser aceptadas después de luchas ásperas, e incluso ser defendidas finalmente por los que fueron sus




НазваниеLas utopías se cumplen. He visto muchas salir adelante, ser aceptadas después de luchas ásperas, e incluso ser defendidas finalmente por los que fueron sus
страница2/42
Дата конвертации10.02.2013
Размер1.99 Mb.
ТипДокументы
1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   42

Introducción metodológica

a.Lugar desde dónde se reflexiona

85. Tomando como base la existencia del otro a quien se debe incluir en la sociedad, el discurso científico sobre los Derechos Humanos reconocidos inter-nacionalmente parte de la exclusión de muchas personas y del imperativo ético de incluirlos, utilizando para ello los Derechos mencionados. Si los excluidos juzgarán nuestras conductas (Mateo, 25:34), con mayor razón observan nuestras propuestas.

Si los Derechos han sido reconocidos por varios documentos, se utiliza el que mejor lo describa.

Llegado el caso, se añade alguna nota axiológica o una norma de lege ferenda.

Para el uso práctico, cabe al lector utilizar los demás documentos que describan el Derecho, reforzando así la reflexión.


b.Metodología de análisis

86.Documentos

El menú documental se compone de tres elementos: Normas, Yacimiento axiológico, Propuesta normativa.

A.Normas

I. Declaración Americana de los Derechos y Deberes del Hombre

II.Declaración Universal de Derechos Humanos

III. Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos

IV. Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales

V.Carta Internacional Americana de Garantías Sociales

VI.Carta de la Organización de Estados Americanos

VII. Convención Americana sobre Derechos Humanos

VIII.Convención de Belem do Pará para prevenir, sancionar y erradicar la violencia contra la mujer

IX. Protocolo de San Salvador

X.Declaración de la OIT relativa a los principios y derechos fundamentales en el trabajo

XI.Declaración Socio Laboral del Mercosur

B.Yacimiento axiológico

XII.Declaración y Programa de Acción de Viena

XIIII. Declaración tripartita de principios sobre las empresas multinacionales y la política social

XIV.Carta de la Tierra

C.Propuesta normativa

XV.Bases Constitucionales para América Latina y el Caribe


Advertencia

El texto de estos documentos obra en Derecho Internacional del Trabajo.Su construcción. Documentos, en Revista Científica Equipo Federal del Trabajo (www.eft.org.ar), n° 62 (04.07.2010)

La jurisprudencia reseñada obra en Derecho Internacional del Trabajo.Su construcción. Jurisprudencia, en Revista Científica Equipo Federal del Trabajo (www.eft.org.ar), n° 62 (04.07.2010)


c.Tipología de los Derechos Humanos inter-nacionalmente reconocidos

87. Es la siguiente:

+Derechos condicionantes de los demás

+Derechos civiles

+Derechos culturales

+Derechos sociales

+Derechos económicos

+Derechos políticos

+Derechos de incidencia colectiva

+Derechos especialmente protegidos


88.Despliegue tipológico de los Derechos Humanos

Advertencia

Del ancho espectro de Derechos Humanos inter-nacionalmente reconocidos, se han separado 64 como pertinentes al Mundo del Trabajo.

El espectro es el siguiente:

+Derechos condicionantes de los demás (11)

+Derechos civiles (21)

+Derechos culturales (3)

+Derechos sociales (13)

+Derechos económicos (2)

+Derechos políticos (4)

+Derechos de incidencia colectiva (2)

+Derechos especialmente protegidos (8)


I.Derechos condicionantes

a. A un orden social nacional e internacional

b. A la libre determinación de cada Pueblo

c. A la convivencia internacional

d. A la justicia social internacional

e. A la cooperación internacional

f. A la solidaridad internacional

g. A un ambiente ecológicamente sano

h. Al cese de la carrera armamentista

i.Al cese de las guerras

j. A la concreción de los Derechos Humanos

k. A la expansión de los Derechos Humanos

II. Derechos civiles

a.A la vida

b. A una existencia digna

c. A la igualdad

d. A la libertad

e. A la personalidad jurídica

f. Al nombre

g.A la nacionalidad

h.A la integridad personal

i. A la in-discriminación

j.A la libertad de conciencia

k. A la confesión religiosa

l. A la objeción de conciencia

ll. A la libertad de pensamiento

m. A la libertad de expresión

n.A la privacidad y al domicilio

ñ. A la in-violabilidad de la correspondencia

o.A la residencia

p.A la libertad de circulación

q.A la libertad de reunión

r.A la libertad de asociación

s.A la ausencia de esclavitud, servidumbre y explotación

III.Derechos culturales

a. A acceder a los bienes de la civilización

b. A la educación

c. A la formación profesional

IV.Derechos sociales

a.Al trabajo

b A condiciones dignas de trabajo

c. A la asociación sindical

d. A la negociación sectorial

e. A participar en las micro y en las macro decisiones

f.A la huelga

g.A la alimentación

h.. Al vestido

i.A la vivienda

j. A la asistencia médica

k. A jornada limitada de trabajo

l.A una remuneración adecuada

ll A la seguridad social

V. Derechos económicos

a. A la propiedad privada

b.A ejercer actividad económica

VI. Derechos políticos

a.A la actividad política

b. Al correcto funcionamiento del régimen democrático

c. A la seguridad jurídica

d. A la jurisdicción estatal


VII.Derechos de incidencia colectiva general

a.Al patrimonio histórico y cultural

b. Al comercio equilibrado


VIII Derechos especialmente protegidos

a.De la familia

b. Del niño

c.De la mujer

d. Del des-empleado

e.Del discapacitado

f.De la ancianidad

g.De la Jurisdicción de los Pueblos Originarios




I. Derechos condicionantes

Descripción

a. A un orden social nacional e internacional

Norma

Declaración Universal de Derechos Humanos


Art.28. “Toda persona tiene derecho a que se establezca un orden social e internacional en el que los derechos y libertades proclamados en esta Declaración se hagan plenamente efectivos”


Yacimiento axiológico

Carta de la Tierra


La elección es nuestra: formar una sociedad global para cuidar la Tierra y cuidarnos unos a otros o arriesgarnos a la destrucción de nosotros mismos y de la diversidad de la vida. Se necesitan cambios fundamentales en nuestros valores, instituciones y formas de vida. Debemos darnos cuenta de que, una vez satisfechas las necesidades básicas, el desarrollo humano se refiere primordialmente a ser más, no a tener más. Poseemos el conocimiento y la tecnología necesarios para proveer a todos y para reducir nuestros impactos sobre el medio ambiente. El surgimiento de una sociedad civil global, está creando nuevas oportunidades para construir un mundo democrático y humanitario. Nuestros retos ambientales, económicos, políticos, sociales y espirituales, están interrelacionados y juntos podemos proponer y concretar soluciones comprensivas. Para llevar a cabo estas aspiraciones, debemos tomar la decisión de vivir de acuerdo con un sentido de responsabilidad universal, identificándonos con toda la comunidad terrestre, al igual que con nuestras comunidades locales. Somos ciudadanos de diferentes naciones y de un solo mundo al mismo tiempo, en donde los ámbitos local y global, se encuentran estrechamente vinculados. Todos compartimos una responsabilidad hacia el bienestar presente y futuro de la familia humana y del mundo viviente en su amplitud. El espíritu de solidaridad humana y de afinidad con toda la vida se fortalece cuando vivimos con reverencia ante el misterio del ser, con gratitud por el regalo de la vida y con humildad con respecto al lugar que ocupa el ser humano en la naturaleza. Necesitamos urgentemente una visión compartida sobre los valores básicos que brinden un fundamento ético para la comunidad mundial emergente. Por lo tanto, juntos y con una gran esperanza, afirmamos cuatro principios interdependientes, para una forma de vida sostenible, como un fundamento común mediante el cual se deberá guiar y valorar la conducta de las personas, organizaciones, empresas, gobiernos e instituciones transnacionales.

I. Respeto y cuidado de la comunidad de la vida

II. Integridad ecológica

III. Justicia social y económica

IV. Democracia, no violencia y paz”


89. La Declaración considera que la libertad, la justicia y la paz en el mundo se basan en el reconocimiento de la dignidad intrínseca y de los derechos iguales e inalienables de todos los miembros de la familia humana. Sentado ello, reconoce diversos derechos que se irán desgranando en este capítulo.

El art.28 debe interpretarse contextualmente a la luz de la Constitución de la OIT,

cuyo Préambulo establece: “… la paz universal y permanente sólo puede basarse en la justicia social…cualquier nación que no adoptare un régimen de trabajo realmente humano, constituiría un obstáculo a los esfuerzos de otras naciones que deseen mejorar la suerte de los trabajadores en sus propios países” y cuyo Anexo sostiene:

“la pobreza, en cualquier lugar, constituye un peligro para la prosperidad de todos; (anexo).

En la redacción de la Declaración intervinieron Jacques Maritain (1) y René Cassin (2). Es probable que, dado el contexto normativo indicado, no hayan insistido en agregar al orden el calificativo de justo ya que, si bien hubiese sido útil, era in-necesario.

De todos modos, se deduce que dicho orden ha de ser así para asegurar la paz mundial, objetivo político de la Declaración.


a.1.El lugar del Otro

90. Dado que la justicia interesa al orden (Bobbio. 2005:344), quien quiera concretar para todos la justicia que exige la Declaración debería empezar por preguntarse no “¿Quién soy yo?” sino “¿Quién es el Otro”?

Contestar este interrogante toca intereses muy profundos y arraigados en el subconsciente, ligados a situaciones genéticas o heredadas de poder cuando no de privilegios. Para muchos, el Otro es fungible y descartable, como lo indica el lenguaje usual con el vocablo “coso” para referirse a un varón o con la palabra “mina” para hablar de una mujer. Dos textos nos interpelan profundamente: el buen samaritano que se acercó al otro, incluso enemigo, y se convirtió en su prójimo (3) y el interrogante de Lévinas sobre si el lugar que yo ocupo no era el sitio del Otro (4). Interpretarlos y actuarlos es el comienzo de la justicia-para-todos, no sólo de la justicia-para-mí o para mi sector.

a.2.El lugar nacional

91. Tal vez la Declaración nos ayude a comprender la distancia entre el país que podríamos ser (algunos dicen “Australia o Canadá”, tema obviamente opinable porque cada país tiene su ethos, su historia y su imaginario colectivo ) y el país que somos.

A pocos argentinos les interesa el orden social porque cumplen al pie de la letra dos aforismos españoles: “Ande yo caliente y ríase la gente” (Góngora), Poderoso caballero es Don Dinero”(Quevedo).

Pocos se han puesto en el lugar del opa quien, en su medida, participó en la guerra gaucha (5) o comprendido la epopeya de Martín Fierro. Ese des-interés por la “cosa pública” nos muta en aprovechados súbditos del “monarca” de turno, de quien esperamos todo y a quien sacrificamos incluso nuestra propia dignidad con tal de lograr algún beneficio. Dado que la mayoría del país no se entiende y no se une, nadie puede asombrarse que una minoría, cubierta con la personería formal del Partido Justicialista (con todas sus variables internas, contradictorias entre sí) gobierne siempre o impida gobernar cuando ocasionalmente es oposición. 14 huelgas generales contra Alfonsín, pocas contra Menem y ninguna contra Kirchner muestran a las claras un sindicalismo atado a un partido político y carente de libertad extrínseca (6)

Incluso el lenguaje (profundamente machista) ubica al Poder Judicial en un papel subordinado ( “la Justicia”), mientras el subconsciente denomina al Alto Tribunal Corte Suprema, como si fuésemos una monarquía. Lograr la “suma del poder público” pareciera ser el sueño de muchos gobernantes. Ante esos datos y otros más que podrían adicionarse, está claro que Cambalache nos pinta de cuerpo entero (7)


a.2.1. Cultura del “Déme” y autoritarismo

92. La primera consiste en exigir soluciones sin aportar esfuerzo alguno. El fenómeno muestra un yacimiento electoral importante porque el receptor de la dádiva es proclive a votar a quien se la da.

Patrón Costa, denostado como un conservador implacable, se sorprendería porque han proliferado sus clones, Patrón Costa disfrazados de progresistas: encendidos discursos de izquierda y tremendos comportamientos de derecha.

Al contrario de éstos, “no se trata de realizar grandes sacrificios o asumir posturas grandilocuentes. Simplemente de un cambio de actitud. Demostrar al Otro, con una sonrisa, una mirada, un gesto, que su suerte no nos es indiferente. Que, nuestro semejante nos importa. Que hay esperanza. Que siempre se puede hacer alguna cosa para mejorar la vida de los demás” (Boleso, 2010:4).


El segundo sorprendería al mismo Rosas. El, uno de los primeros gobernantes negociadores con los Pueblos Originarios, se asombraría ante quienes, definiéndose como “nacionales y populares”, se comportan como mazorqueros, denostando y mal-tratando a quienes no piensan o actúan como ellos.

A tales neo-conservadores les molesta quien piensa (porque no lo pueden dominar ni engañar) y les atrae quien les obedece (porque sirve a su proyecto hegemónico).

La triste Saga del Banco Central en enero 2010 muestra el uso del insulto o de la cesantía como táctica para disciplinar o silenciar a quienes no se sometan a las caprichosas decisiones gubernamentales.(8)


93. En nuestra realidad local funcionan dos duplas importantes. Mientras inclusión social- exclusión social es como su centro, la de habitantes-ciudadanos es su instrumento (Capón Filas, 2008:2).

Sobre todo desde agosto del 2008, luego de un desvastador desgaste social y político, evitable si hubiera habido un dejo de cordura, como país nos enfrentamos a una disyuntiva importante: seguir “obedeciendo” sin protestar o detenernos a pensar y decidir el futuro. Algunos afirman que se debe silenciar la protesta porque, si no, “se viene la derecha”, sin advertir que la derecha ya está entre nosotros, pese al aparato gubernamental disfrazado de “progresista”, Asi lo demuestran el saqueo minero, la desforestación, el clientelismo político, las fuerzas de choque “populares” pagadas con dinero público, las altas tasas pagadas a Venezuela en julio 2008. En ese terreno gris la pobreza es un excelente yacimiento electoral. Tal vez convenga disminuirla pero nunca erradicarla: si hacemos lo segundo, ¿quién nos asegura mantenernos en el poder político por décadas? Obviamente, una población con sus necesidades básicas satisfechas y con educación suficiente difícilmente otorgue la primera minoría al Gato-Pardismo.

Pensar y decidir, dos conductas a las que no estamos acostumbrados ya que, en nuestra confortable medianía, hemos dejado en manos en los gobernantes de turno la solución de todos los problemas. De ese modo, vivimos anestesiados porque siempre tendremos a mano alguien a quién culpar de nuestros males. Siendo habitantes que nos comportamos como súbditos, vamos a votar, nos encontramos con numerosas listas, casi idénticas en una especie de fraude electoral pre-fabricado ponemos nuestro voto y nos sentamos después ante la televisión para amargarnos y enojarnos con las males decisiones de quienes mandan. Esta forma pasiva de tolerar la situación daña a la sociedad entera y a nosotros mismos porque nos muta en zombies politicos o en autistas sociales.

Ante este cuadro, la transformación cualitativa de súbdito a ciudadano se produce por la ansiedad ante un destino incierto o nebuloso. La misma se vence por la conducta activa o se encapsula en el miedo: la conducta exige participar, el miedo precisa distracción y sedantes. Súbditos o Ciudadanos: tal es la elección de nuestro tiempo.

Es preciso pensar el para qué de un Modelo de Desarrollo sustentable y el cómo planificarlo, distinguiendo entre Modelo de Desarrollo, surgido de las entrañas mismas de la sociedad civil y Programa de Gobierno, decidido por los gobernantes de turno, con o sin ley, generalmente sin ella o a sus márgenes.

Respecto del tiempo, importa señalar que el Modelo es permanente y el Programa efíimero. Un ejemplo claro es la memoria colectiva respecto de la “Generación del 80” con sus luces y sombras y los Planes Quinquenales de Juan Domingo Perón: mientras muchos despotrican contra la primera, poquísimos tienen idea de los segundos, muchos de cuyos programas hoy serían revolucionarios.

1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   42

Похожие:

Las utopías se cumplen. He visto muchas salir adelante, ser aceptadas después de luchas ásperas, e incluso ser defendidas finalmente por los que fueron sus iconFormatos de documentos que deben ser llenados por el tutorado y entregados al tutor durante el semestre inicial

Las utopías se cumplen. He visto muchas salir adelante, ser aceptadas después de luchas ásperas, e incluso ser defendidas finalmente por los que fueron sus iconA la juventud para que deje de ser del futuro y pase a ser del presente
«Corazón: has lo que lo que tu quieras, lo que mas quieras, has lo que tu decidas, has lo que mas te convenga, has lo que sientas...

Las utopías se cumplen. He visto muchas salir adelante, ser aceptadas después de luchas ásperas, e incluso ser defendidas finalmente por los que fueron sus iconEste documento não pôde ser incluído no projeto apresentado ao cnpq porque o programa usado, por razoes desconhecidas, expandia o seu conteúdo para mais de 16

Las utopías se cumplen. He visto muchas salir adelante, ser aceptadas después de luchas ásperas, e incluso ser defendidas finalmente por los que fueron sus iconAcabou por ser excomungado e quei\-mado numa pra\'e7a da cidade.\par *Schl\'f6ndorff, Volker (n. 1939): reali\-zador alem\'e3o. Distinguiu-se logo com o seu

Las utopías se cumplen. He visto muchas salir adelante, ser aceptadas después de luchas ásperas, e incluso ser defendidas finalmente por los que fueron sus iconEl panorama mundial está enmarcado por una creciente preocupación por los efectos que pueda traer consigo la poca práctica de actividad física. Los gobernantes

Las utopías se cumplen. He visto muchas salir adelante, ser aceptadas después de luchas ásperas, e incluso ser defendidas finalmente por los que fueron sus iconLas enseñanzas histórico-jurídicas y romanísticas en las principales facultades de derecho de los estados unidos de américa

Las utopías se cumplen. He visto muchas salir adelante, ser aceptadas después de luchas ásperas, e incluso ser defendidas finalmente por los que fueron sus iconT hirty-seventh regular session oea/Ser. P

Las utopías se cumplen. He visto muchas salir adelante, ser aceptadas después de luchas ásperas, e incluso ser defendidas finalmente por los que fueron sus iconВісник львів. Ун-ту visnyk LVIV univ серія географічна. 2004. Вип. 31. С. 43-55 Ser. Geogr. 2004. №31. Р. 43-55 теоретичні питання ландшафтознавчих досліджень
Вісник львів. Ун-ту visnyk LVIV univ серія географічна. 2004. Вип. 31. С. 43-55 Ser. Geogr. 2004. №31. Р. 43-55

Las utopías se cumplen. He visto muchas salir adelante, ser aceptadas después de luchas ásperas, e incluso ser defendidas finalmente por los que fueron sus iconDebemos decir, lamentablemente, que las trade-unions aquí han olvidado su deber como vanguardia de la clase obrera. ( ). Junto a las asociaciones en los ramos

Las utopías se cumplen. He visto muchas salir adelante, ser aceptadas después de luchas ásperas, e incluso ser defendidas finalmente por los que fueron sus iconAplicar los principios de mecánica clásica, manejo y conversión de de unidades, en la determinación de los efectos de las fuerzas que actúan sobre un cuerpo


Разместите кнопку на своём сайте:
lib.convdocs.org


База данных защищена авторским правом ©lib.convdocs.org 2012
обратиться к администрации
lib.convdocs.org
Главная страница