Las utopías se cumplen. He visto muchas salir adelante, ser aceptadas después de luchas ásperas, e incluso ser defendidas finalmente por los que fueron sus




НазваниеLas utopías se cumplen. He visto muchas salir adelante, ser aceptadas después de luchas ásperas, e incluso ser defendidas finalmente por los que fueron sus
страница4/42
Дата конвертации10.02.2013
Размер1.99 Mb.
ТипДокументы
1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   42

b.3. Finalidad del desarrollo

106. El desarrollo integral (PAULO VI, 1967:14) promueve la paz (PAULO VI, 1967:76) y consolida la libertad (Sen, 1999: 191). Así de simple. De ahí que la Teoría Sistémica busque el desarrollo con rostro humano.

Las actuales tensiones dentro de los países y entre ellos surgen por haber identificado desarrollo con mero crecimiento económico, basado en el atropello de los Derechos Humanos, sobre todo pero no exclusivamente, de los económicos y sociales.

La migración constante, con historias desgarradoras (THIO y GERONES, 2009:2), muestra claramente que el hambre y la miseria sortean las barreras fronterizas. La hipocresía inter-nacional es tan evidente que nadie o pocos protestan contra el asesinato de africanos en el Mediterráneo antes que sus chalopas toquen suelo europeo El alambrado y el muro entre Estados Unidos y México no impide que los “espaldas mojadas” ingresen ilegalmente a los Estados Unidos buscado un pedazo de pan. En España calculan que 4.600.000 migrantes quedarán desempleados a finales del 2010 (9). Con ese dato, ¿alguien se animará a emigrar?

Dentro de Argentina, el Cono Urbano se ha poblado de bolivianos, peruanos, dominicanos, brasileros que mal conviven con nuestros provincianos. Todos migraron buscando trabajo.Los sindicatos callan. Mutados en empresas de trabajadores, gerenciadas duramente, en su mayoría cuidan solamente los puestos de trabajo de los que dependen los ingresos a la Caja sindical y a la Obra Social.

Rompen el silencio las diversas ONG, la Pastoral Social y algunos intelectuales

Como se aprecia, la finalidad del desarrollo no se cumple satisfactoriamente.


b.3.Libertad para definir el Modelo de Desarrollo

107. Dentro de ese panorama, cada país ha de buscar su propio Modelo de Desarrollo. Consensuado el mismo entre el Estado y los sectores sociales, se elaboran los diversos Programas, que pueden ser resueltos por el Estado, con o sin consulta a los sectores sociales o también consensuados con ellos.

c. A la convivencia internacional

Norma

Declaración Universal de Derechos Humanos


Art 1.”Todos los seres humanos nacen libres e iguales en dignidad y derechos y, dotados como están de razón y conciencia, deben comportarse fraternalmente los unos con los otros”


Yacimiento axiológico

Declaración y Programa de Acción de Viena


Art.30. “La Conferencia Mundial de Derechos Humanos manifiesta asimismo su consternación y su condena porque en distintas regiones del mundo se siguen cometiendo violaciones manifiestas y sistemáticas de los derechos humanos y se siguen produciendo situaciones que obstaculizan seriamente el pleno disfrute de todos los derechos humanos. Esas violaciones y obstáculos, además de la tortura y los tratos o penas crueles, inhumanos y degradantes, incluyen las ejecuciones sumarias y arbitrarias, las desapariciones, las detenciones arbitrarias, el racismo en todas sus formas, la discriminación racial y el apartheid, la ocupación y dominación extranjeras, la xenofobia, la pobreza, el hambre y otras denegaciones de los derechos económicos, sociales y culturales, la intolerancia religiosa, el terrorismo, la discriminación contra la mujer y el atropello de las normas jurídicas”.


c.1. Sentido de la convivencia global

108. La norma parte de dos datos empíricos y programa una conducta obligada.

c.1.1.Datos empíricos

109. El primero es que todos los hombres nacen libres e iguales en dignidad y en derechos. El segundo, que están dotados de razón y de conciencia.


c.1.1.1. Dignidad y Derechos

110. Dado que por respeto a los animales, consideramos al hombre como un ser eco-sistémico, pasional, social, reflexivo, prospectivo, sostenido en la existencia, abierto a la Trascendencia (ver párrafo 2) y no como animal racional, tal vez podamos responder la cuestión, afirmando, simplemente, que la dignidad humana, proclamada en la Declaración Universal de Derechos Humanos, art.1, es el reflejo exterior de su interioridad. Ante la manifestación del hombre como el Otro, cabe el asombro, el respeto y la co-operación solidaria. Se tienen, así, los ejes de la convivencia.

Ante el Otro nos asombramos, lo respetamos y co-operamos con él, con lo poco o mucho que poseamos. Como carecemos de riqueza (todos los hombres, en mayor o menor medida, sufrimos esa indigencia), los medios ante la dignidad son pobres.

Dejando de lado las discusiones científicas y teológicas sobre el origen del hombre, interesa la aparición de Eva ante Adán, quien exclamó: "¡Esta sí que es hueso de mis huesos y carne de mi carne! Se llamará Mujer, porque ha sido sacada del hombre” (Génesis, II, 24).

Cuando el Otro aparece, me descubro a mí mismo. Así de simple. Así de exigente. Cabe recordar a Antonio Machado:”El ojo que ves no es ojo porque tú lo veas; es ojo porque te ve.".

Cuando el Otro aparece, me pienso, porque si El está, yo también. Posiblemente este tema se le haya escapado a Descartes pero no a los insertos en la Cultura del Déme quienes, ante los transeúntes, sobre todo si entran al supermercado, extienden sus manos y dicen:. “Pido, luego existo”

Tampoco se les escapa a los piqueteros que hacen un culto del “Protestamos, luego existimos”.

Si por mi des-interés, el Otro desapareciera, yo no ex–sistiría, simplemente sería.

Si ese Otro es el Eco-sistema, ha llegado el momento de preguntarnos: ¿ante la des-forestación, la minería a cielo abierto, la polución del agua o del medio ambiente, existimos realmente o estamos éticamente des-forestados?

Si el Otro son los pobres, los sin-techo, los sin- trabajo, los sin- comida, ¿realmente existimos como hombres? No erradicar la polución o la pobreza sino meramente menguarlas, nos muta en No-Existentes como hombres: ésa es la tragedia. Nuevamente Machado:” El ojo que ves no es ojo porque tú lo veas; es ojo porque te ve".

El surgimiento del Otro nos interpela mediante la Regla de Oro y el Juicio Final. Si al Otro lo niego, me niego a mí mismo. De repente, el ninguneo, tan frecuente en estas lejanas playas del Sur, en los límites de Occidente, no sólo es un tema ético sino también biológicamente existencial. Si no miro al Otro, si lo des-atiendo, desaparezco. Así de simple. Así de terrible. En lugar de “El infierno son los otros” (Sartre) cabe “El Cielo son los otros conmigo”.

Este enfoque existencial del problema, si bien parte del Yo, busca el Tú, se enfoca en el Otro. Nunca podríamos llamar Padre a Dios si no nos sintiéramos Hijos.

Al sabernos sostenidos-en-la-existencia, nuestro Yo integra un Nosotros con quien nos sostiene: de esa realidad misteriosa y mistérica nos abrimos al Otro y contemplamos su Epifanía. Algo parecido sintieron Jacques Maritain y René Cassin cuando los Estados comenzaron a aceptar la Declaración Universal de Derechos Humanos: la manifestación de tales Derechos era de tal magnitud que les ahorraba seguir discutiendo entre ellos sobre el origen de los mismos. A tal punto quedaron agradecidos estos dos grandes pioneros, que uno profesó como Hermanito de Foucauld y el otro como monje budista. El Tú de Dios, el verdadero Otro, los había unido.


c.1.1.2. Libertad e igualdad

111. Las capacidades (SEN, 1999: 111) permiten al hombre vivir y proyectarse, por lo que libertad y desarrollo se inter-penetran. Aquéllas son facultades obrantes en el ser eco-sistémico para equilibrar necesidades y posibilidades. Fundamentalmente, pueden conceptualizarse como exigencias éticas innatas, muchas de ellas asumidas en los Derechos Humanos internacionalmente reconocidos y algunas expresadas en los Tratados internacionales o en las Constituciones nacionales. Si no se concretan en la realidad, son meras ilusiones. De ahí la importancia funcional de los Derechos Humanos que normatizan jurídicamente casi todas esas capacidades, brindándoles las garantías necesarias para su concreción. Hasta tal punto es así, que las normas vigentes, ante los Derechos Humanos como fuente de energía ética, se referencian conductoras, in-conductoras o aleatorias de dicha corriente (ver párrafo 50) Las personas, los actores sociales y los constructores jurídicos utilizan las primeras, desechan las segundas por in-constitucionales, potencian las terceras.

Este enfoque supera las dificultades de la división de los Derechos Humanos en civiles, políticos, sociales, culturales, económicos, globales y su surgimiento como si fuesen trillizos o cuatrillizos (”generaciones”).

En la evolución eco-sistémica hacia “adelante” y “arriba” (TEILHARD DE CHARDIN, 1967: 93) estas capacidades (facultades o exigencias éticas) aseguran que la Especie no morirá: ésta es la diafanía de los Derechos Humanos.


c.1.1.3. Conciencia y razón

112. Los Libros Antiguos ilustran sobre la conciencia y la razón en el hombre. Adán comprende su falta y busca transferirla a Eva (Génesis, III,12) Abraham, en un regateo típico de cualquier mercado árabe, negocia la suerte de Sodoma y Gomorra, sin lograrlo (Génesis, XVIII,22).En estos pasajes, ambos hombres dialogan con Dios.

Similares conversaciones se encuentran en el Popol-Vuh (VIII,3).

Por su parte, el diálogo que los niños mantienen con sus mayores o con sus iguales muestra a las claras la presencia temprana tanto de la conciencia como de la razón. La aparición del “amigo imaginario” refuerza este dato.

La conciencia y la razón funcionan como antecedente de la conducta exigida que puede expresarse :”siendo el hombre consciente y razonable, debe comportarse como tal”.


c. 1.2.Conducta programada

113. Comportarse fraternalmente como miembros de la misma y única familia humana: ésta es la propuesta exigente que la norma proclama.


c.1.2.1.Funcionalidad del poder

114. Surge de inmediato el tema del poder.

Este puede considerarse como mando o como servicio.

Funcionando como mando logra obediencia y recursos (de Jouvenel, 1974:22). Comportándose como servicio (Guardini, 1981:233) permite a cada uno mayores grados de libertad.

La norma, entre ambas posibilidades, favorece la segunda porque los hermanos suelen tratarse como iguales, aunque entre ellos exista diferencia de edad o de medios. Convivir fraternalmente es un ejercicio de libertad responsable: éste es su sentido.

.

c.1.2.2.Fraternidad en la empresa

115. Todo conjunto humano desarrolla dentro suyo poderes, necesarios para desenvolverse existencial y organizadamente. Así como la naturaleza aborrece el vacío, toda sociedad se organiza para evitar la an-arquía, el des-gobierno. Esta constante también se advierte en la relación laboral. Dado que las posibilidades reconocidas legalmente al empleador tienen un objetivo específico que trasciende sus intereses personales, la Teoría Sistémica las estudia como correlatos de los poderes de la empresa, derivados de su institucionalidad. Dichos poderes son ejercidos por el empleador, como responsable último de la empresa institucionalizada, sujeto al contralor de los trabajadores mediante el Consejo de empresa: de ahí que no puedan tipificarse como facultades propias. Causan deberes del empleador y de los trabajadores para que la empresa, como institución, cumpla adecuadamente su papel en la sociedad civil y en el mercado: por ello, la participación de aquéllos en la toma de decisiones es funcional al modelo de relaciones laborales con sentido y alcance hominizador (con este término se describe la continuidad de la Evolucion en la sociedad).

Dado que la inmensa mayoría de la población accede a los bienes necesarios mediante el trabajo sub-ordinado y la adquisición de los productos brindados por la empresa, ésta ocupa un lugar importante en el socio-sistema afirmación que, al gozar de suficiente consenso, no necesita prueba.

La funcionalidad interna y la armonía entre los miembros de la empresa, más allá de la diferente lógica de trabajadores y empleador, interesan al desarrollo del país y al bien común de la sociedad civil. Por ello, el orden público, receptando el contenido de aquéllos, ha de concretarse en la empresa como tal. Se establece una relación dialéctica entre bien común y orden público. El primero es una realidad, receptada por el segundo que, como concepto jurídico, orienta las conductas de todos para gestionarla solidariamente. Como toda realidad societal, el bien común expresa cuatro elementos: el elemento social y el cultural lo fundan, mientras el económico y el político actúan como sus instrumentos

No existe el denominado orden público económico. Dicho orden, como sinónimo de bien común, es in-existente porque un solo elemento no puede expresar el conjunto.

Argumentando con el orden económico, la vertiente conservadora y la reaccionaria de la doctrina tradicional han defendido las emergencias económicas sine die, la intromisión gubernamental en los convenios colectivos de trabajo, la des/activación de derechos sociales, como si el ajuste estructural fuese in/evitable y no un mero dictado de conveniencia económica cuando no de oportunismo político. De allí que se deba afirmar que dicho argumento es una mera falacia.


c.1.2.3. Esquema “orden-obediencia”

116. Quien manda quiere ser obedecido. Quien no acata órdenes, es expulsado.

Este esquema, simple y autoritario, obra en diferentes niveles societales (político, económico, sectorial, sindical, empresarial, eclesial, familiar).

El art.1 de la Declaración Universal de Derechos Humanos des-activa por dis-valiosa cualquier forma de autoritarismo, de ahí que la utilización sensata de esta norma ayuda al diálogo social (Capón Filas, 2004:142) y al ecumenismo (Küng, 2003:121).

c.1.3.Convivencia y realidad

117. El art.30 de la Declaración y Programa de Acción de Viena muestra la distancia entre la idea de que todos nacemos iguales en dignidad y derechos y la realidad de las grandes diferencias existentes, muchas de ellas causadas por razones geo-políticas o económicas.

No es secreto para nadie la cantidad de mujeres hermosas, casi todas profesionales, que desde los países del Este europeo buscaron nuevos y mejores horizontes en los países “serios” del otro lado y terminaron como prostitutas. Si bien algunas fueron engañadas, otras migraron conociendo perfectamente su destino. Ese éxodo al horror, así como el turismo sexual a las playas latinoamericanas, africanas y asiáticas son otras tántas caras del atropello programado a los Derechos Humanos.

Si añadimos el narco-tráfico, el lavado de dinero, la fabricación de armamentos en países que se proclaman pacíficistas e incluso realizan misiones “humanitarias” en territorios en que se utilizan las mismas armas que ellos producen, una sola palabra resume el panorama: hipocresía.

Revertir este tema es un gran desafío. Vale la pena emprenderlo mediante una campaña de concientización y de acción solidaria.


d. A la justicia social internacional

Normas

1.Declaración Americana de los Derechos y Deberes del Hombre


Considerando:

Que los pueblos americanos han dignificado la persona humana y que sus constituciones nacionales reconocen que las instituciones jurídicas y políticas, rectoras de la vida en sociedad, tienen como fin principal la protección de los derechos esenciales del hombre y la creación de circunstancias que le permitan progresar espiritual y materialmente y alcanzar la felicidad;

Que, en repetidas ocasiones, los Estados americanos han reconocido que los derechos esenciales del hombre no nacen del hecho de ser nacional de determinado Estado sino que tienen como fundamento los atributos de la persona humana;

Que la protección internacional de los derechos del hombre debe ser guía principalísima del derecho americano en evolución;

Que la consagración americana de los derechos esenciales del hombre unida a las garantías ofrecidas por el régimen interno de los Estados, establece el sistema inicial de protección que los Estados americanos consideran adecuado a las actuales circunstancias sociales y jurídicas, no sin reconocer que deberán fortalecerlo cada vez más en el campo internacional, a medida que esas circunstancias vayan siendo más propicias”

1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   42

Похожие:

Las utopías se cumplen. He visto muchas salir adelante, ser aceptadas después de luchas ásperas, e incluso ser defendidas finalmente por los que fueron sus iconFormatos de documentos que deben ser llenados por el tutorado y entregados al tutor durante el semestre inicial

Las utopías se cumplen. He visto muchas salir adelante, ser aceptadas después de luchas ásperas, e incluso ser defendidas finalmente por los que fueron sus iconA la juventud para que deje de ser del futuro y pase a ser del presente
«Corazón: has lo que lo que tu quieras, lo que mas quieras, has lo que tu decidas, has lo que mas te convenga, has lo que sientas...

Las utopías se cumplen. He visto muchas salir adelante, ser aceptadas después de luchas ásperas, e incluso ser defendidas finalmente por los que fueron sus iconEste documento não pôde ser incluído no projeto apresentado ao cnpq porque o programa usado, por razoes desconhecidas, expandia o seu conteúdo para mais de 16

Las utopías se cumplen. He visto muchas salir adelante, ser aceptadas después de luchas ásperas, e incluso ser defendidas finalmente por los que fueron sus iconAcabou por ser excomungado e quei\-mado numa pra\'e7a da cidade.\par *Schl\'f6ndorff, Volker (n. 1939): reali\-zador alem\'e3o. Distinguiu-se logo com o seu

Las utopías se cumplen. He visto muchas salir adelante, ser aceptadas después de luchas ásperas, e incluso ser defendidas finalmente por los que fueron sus iconEl panorama mundial está enmarcado por una creciente preocupación por los efectos que pueda traer consigo la poca práctica de actividad física. Los gobernantes

Las utopías se cumplen. He visto muchas salir adelante, ser aceptadas después de luchas ásperas, e incluso ser defendidas finalmente por los que fueron sus iconLas enseñanzas histórico-jurídicas y romanísticas en las principales facultades de derecho de los estados unidos de américa

Las utopías se cumplen. He visto muchas salir adelante, ser aceptadas después de luchas ásperas, e incluso ser defendidas finalmente por los que fueron sus iconT hirty-seventh regular session oea/Ser. P

Las utopías se cumplen. He visto muchas salir adelante, ser aceptadas después de luchas ásperas, e incluso ser defendidas finalmente por los que fueron sus iconВісник львів. Ун-ту visnyk LVIV univ серія географічна. 2004. Вип. 31. С. 43-55 Ser. Geogr. 2004. №31. Р. 43-55 теоретичні питання ландшафтознавчих досліджень
Вісник львів. Ун-ту visnyk LVIV univ серія географічна. 2004. Вип. 31. С. 43-55 Ser. Geogr. 2004. №31. Р. 43-55

Las utopías se cumplen. He visto muchas salir adelante, ser aceptadas después de luchas ásperas, e incluso ser defendidas finalmente por los que fueron sus iconDebemos decir, lamentablemente, que las trade-unions aquí han olvidado su deber como vanguardia de la clase obrera. ( ). Junto a las asociaciones en los ramos

Las utopías se cumplen. He visto muchas salir adelante, ser aceptadas después de luchas ásperas, e incluso ser defendidas finalmente por los que fueron sus iconAplicar los principios de mecánica clásica, manejo y conversión de de unidades, en la determinación de los efectos de las fuerzas que actúan sobre un cuerpo


Разместите кнопку на своём сайте:
lib.convdocs.org


База данных защищена авторским правом ©lib.convdocs.org 2012
обратиться к администрации
lib.convdocs.org
Главная страница