¿Se demostró que Juan Antonio Riquelme haya mantenido en vida con las reclamantes de autos Alicia Audolina aranda y Mariana Hortensia riquelme, la relación o vínculo de parentezco invocado en la demanda? Segunda




Скачать 154.06 Kb.
Название¿Se demostró que Juan Antonio Riquelme haya mantenido en vida con las reclamantes de autos Alicia Audolina aranda y Mariana Hortensia riquelme, la relación o vínculo de parentezco invocado en la demanda? Segunda
страница1/2
Дата конвертации20.04.2013
Размер154.06 Kb.
ТипДокументы
  1   2
En la ciudad de Mar del Plata, a los 12 días de agosto de dos mil once se reúne el Tribunal del Trabajo Nº 3 en Acuerdo Ordinario, a fin de pronunciar su VEREDICTO en los autos caratulados “ARANDA, Alicia y otro c. ARMANASCO Claudio F s. Accidente de Trabajo” (expte nro. 15.988). Se observa en la votación por los Señores Jueces el orden establecido a fs. 373. Seguidamente los sres Magistrados resolvieron plantear y votar las siguientes:

CUESTIONES DE HECHO

PRIMERA: ¿Se demostró que Juan Antonio Riquelme haya mantenido en vida con las reclamantes de autos Alicia Audolina ARANDA y Mariana Hortensia RIQUELME, la relación o vínculo de parentezco invocado en la demanda?

SEGUNDA: ¿Luce comprobado en autos que Juan Antonio RIQUELME haya trabajado a órdenes dependientes de Claudio F. ARMANASCO?

TERCERA: ¿Ha sido probada la existencia del accidente de trabajo denunciado en la demanda y en su caso, el resultado fatal del mismo?

CUARTA: ¿Se demostró el pago de los créditos en pugna? VOTACION

PRIMERA: ¿Se demostró que Juan Antonio Riquelme haya mantenido en vida con las reclamantes de autos Alicia Audolina ARANDA y Mariana Hortensia RIQUELME, la relación o vínculo de parentezco invocado en la demanda?

A LA PRIMERA CUESTION el sr. Juez dr. Scagliotti dijo:

Apreciando en conciencia el tenor del responde (ver fs. 85vta pto.II.a), resulta controvertida la legitimación activa de las demandantes de autos Alicia A. Aranda y Mariana Riquelme, como derecho habientes de quien en vida fuere Juan Antonio RIQUELME.

Para despejar este primer interrogante, comenzaré diciendo que ambas partes fueron contestes en el sentido que Juan Antonio Riquelme falleció en esta ciudad el pasado 18.4.07 (ver pasaje de fs. 24vta de la demanda, fs. 90 in fine del responde; y certificado de defunción obrantes a fs. 10 y 205) en circunstancias a las que me referiré infra, en oportunidad de responder la tercer cuestión de este Veredicto.

Dicho lo cual, también observo de la causa, que el planteo ensayado por Armanasco resulta abierta y ostensiblemente contradictorio con los propios y relevantes actos cumplidos con anterioridad por el mismo accionado -puntualmente- en oportunidad de suscribir el pasado 9.5.07 el “Convenio Privado de Conciliación Transaccional Extrajudicial Indemnizatoria Accidente Personal” traído a fs. 76/78 sin objeción de la actora (así surge por omisión a fs.97/100vta en especial fs. 100 pto.V) (y sobre cuyo mérito final, me pronunciaré en sentencia), ocasión en la que Armanasco expresamente le reconoció a Alicia A. Aranda y a Mariana Riquelme, sus respectivos status de concubina e hija (respectivamente) de Juan antonio Riquelme.

Y -justamente- en tal mentado carácter, Armanasco cedió derechos sobre una póliza de seguro a las precitadas, hasta la suma de $ 60 mil (conforme así se explicara a fs. 350).

En consecuencia, si “ La doctrina de los actos propios es una derivación necesaria e inmediata del principio general de buena fe y, como tal, integrante de nuestro derecho positivo (art. 17 Const. Nac.; arts. 16, 21, 499, 953, C.C.), de fondo (art. 1198, C.C.) y de forma (art. 34 inc. 5, ap. "d", C.P.C.C.)….” (SCBA, L 76879 del 12-11-2003), con apego a la doctrina de los actos propios, “…resulta inadmisible toda pretensión incoada que coloca a la parte en contradicción con su comportamiento anterior, jurídicamente relevante y plenamente eficaz. … “ ( SCBA, L 88790 del 18-7-2007).

Aplicando el precitado derecho a los hechos in examine –concluyo- el planteó fáctico en tratamiento, al contradecirse con la postura asumida por Armanasco con anterioridad en el proceso ,resulta entonces inatendible (SCBA, L 67188 del 22-3-2000).

Por todo lo expuesto y a mérito del tractus que las propias partes se dispensaron durante la etapa pre.judicial de autos, finalmente juzgo como probado (art. 44 inciso d ley 11653) que Alicia Audolina ARANDA resultó ser la conviviente o concubina de Juan A. Riquelme, en tanto que Mariana Hortensia RIQUELME fué hija de este último.

A mayor abundamiento, y en sentido corroborativo a mi conclusión anoto el certficado de nacimiento de fs.48 (no redarguìdo como falso por el accionado) por el cual resulta probado que María Hortensia Riquelme resultó hija del fallecido Juan A Riquelme, y la declaración testifical conteste y veraz de los testigos Arriola y Angel R. Juarez (ambos conocieron y trataron con frecuencia a la familia del fallecido Juarez) de cuyos dichos vertidos en vista de causa, en conciencia interpreté que –al momento de los sucesos de autos- Alicia A. Aranda era la conviviente de Juan. A. Riquelme (art. 44 inciso d ley 11653).

Apreciaré en Sentencia los efectos jurídicos de los actos aquí establecidos como probados.

ASI LO VOTO (art. 17 Const. Nac.; arts. 16, 21, 499, 953, art 1198, C.C; art 34 inc. 5, ap. "d", 375 C.P.C.C. ;art. 26, 28 y 44 inciso d ley ley 11653, y doctrina legal SCJBA de mención supra).

A LA MISMA CUESTION los sres Jueces Dres. Lerena y Novoa, adhieren por sus fundamentos y votan en igual sentido.-

SEGUNDA:¿Luce comprobado en autos que Juan Antonio RIQUELME haya trabajado a órdenes dependientes de Claudio F. ARMANASCO?

A LA SEGUNDA CUESTION el sr. Juez dr. Scagliotti dijo:

He aquí el eje central de controversia entre las partes:

Mientras que las actoras sostuvieron que Juan A. RIQUELME trabajó a órdenes dependientes del Arquitecto Armanasco desde agosto de 2003, como obrero de la construcción, por tiempo indeterminado, según categoría profesional de oficial albañil, con jornada laboral de lunes a sábados de 8 a 18 horas a razón de $80 diarios o $2.000 mensuales según CCT. 76/75 (fs. 23vta/24), ARMANASCO –por su parte- sostuvo a fs.88 y ssgtes que jamás tuvo empleados a sus órdenes, que el demandado se dedica a la profesión de arquitecto, que su función siempre fué la de proyectista y director de obra quedando a cargo del comitente o dueño de obra, la contratación de los obreros (y así lo ratificó en ocasión de absolver posiciones); que en el caso, en la última obra en que prestara servicios Riquelme; que Armanasco pactó con la dueña de obra (Elina F. Muñoz)un contrato de locación de servicios, inscripto ante el colegio de Arquitectos local por el que se dejara claramente establecido que la contratación de los trabajadores corría por cuenta de la dueña de obra, sra. Muñoz; y que de hecho, fue Muñoz quién contratara laboralmente a J.A. Riquelme (así se alega fs.90 antepenúl.párr. y luego a fs. 91) .

Que en sustento de su posición, la parte actora –entre otros elementos de prueba- ofreció a fs.37vta pto.II, la remisión en copia mediante oficio de rigor, de la causa penal IPP 229.072 causa nro. 28477 y en la que Armanasco fuera imputado por el delito de Homicidio culposo y lesiones leves, y todo ello sin objeción de su contraria (así surge por omisión de fs.85/95).

Antecedentes judiciales luego traídos a fs. 158/226vta en copia certificada por el actor y cuya agregación a autos fuera expresamente consentida por el demandado, según se desprende del acta fs. 232.

En vista del singular contexto fáctico/probatorio traído a juzgamiento, resulta de aplicación la doctrina legal de la SCJBA que establece que las actuaciones cumplidas en sede penal conservan su valor probatorio y que la valoración de las mismas por el tribunal del trabajo no está sujeta a restricción alguna ( L 53732 S 4-10-1994 AYS 1994 IV, 16L 58074 del 10-12-1996 DJBA 152, 209. SCBA, L 50659 del 23-8-1994 AYS 1994 III, 452 - ED 160, 403 en el mismo sentido TT 3 MDP “Uzquiano/BankBoston”); es decir “…no obsta a que el tribunal del trabajo tenga en cuenta para la dilucidación de la presente causa las constancias de la prueba   obrante en las actuaciones penales acompañadas a la causa laboral   ….En ese sentido las partes no pueden pretender que el juzgador al dictar su fallo prescinda de alguna de las pruebas, si consintieron su agregación en el presente juicio (conf. S.C.J.B.A. en "Acuerdos y  Sentencias": 1957, t. II, pág. 474), lo cual se enmarca en lo dicho por esta Corte respecto del principio de adquisición del material probatorio (conf. Causas Ac. 56.969, sent. del 7-V-96; Ac. 46.941, sent. del 11-V-93, entre otras)…”

Así las cosas, apreciando en conciencia la prueba adquirida para el proceso, juzgo como demostrado (Art. 44 inciso d ley 11.653) :

1.Que en fecha 1.3.07 Armanasco fué contratado por Elina MUÑOZ (tercero ajeno al pleito) para la refacción o reforma de un local sito en Avda. Colón 4501 (esq. Misiones) de esta ciudad.

Así lo admite el accionado a fs. 80; así surge demostrado mediante los contratos arrimados a fs. 284/289 mediante oficio por el Colegio de Arquitectos local e incluso así se puede apreciar de la propia declaración policial brindada por Muñoz a fs. 188).

2.Que con fecha 15 de marzo 2007 quien en vida fuere Juan A. Riquelme junto con su hijo Rubén Riquelme y tres albañiles más comenzaron a realizar tareas de remodelación en el interior del inmueble ubicado en Avenida Colón 4501 de ésta.

Así surge manifestado a fs. 80, y así resulta de la respuesta asertiva brindada en vista de causa por Armanasco a la posición 6ta. Contenida en el pliego de fs. 349.

3.Que Juan A. Riquelme –con anterioridad a la Obra de Avda. Colón 4501- estuvo afectado en otras obras a cargo de Armanasco, tales como las de calle Dorrego y Juan B. Justo y la de calle Formosa y La Rioja de ésta.

Así lo interpreté en conciencia de los dichos del testigo D'Appolonio (de profesión pintor independiente, no alcanzó a trabajar en la obra de calle Colón, no conoció a la comitente de la obra de calle Colón) vertidos en vista de causa.

Versión testimonial confirmada en este sentido por la declaración policial brindada por los obreros de la construcción allí afectados Rubén Riquelme y Jorge H. Zamorano, obrante a fs.162vta y 168vta respectivamente.

4.Que quién daba las órdenes directas de trabajo a los operarios en el obra de Avda. Colón 4501 –a falta de un capataz– era Armanasco (así se desprende de la deposición policial brindada por Rubén A. Riquelme a fs. 162/163).

5.Que el proyecto y dirección de la obra de marras estaba a cargo del accionado: Cfme: respuesta afirmativa brindada por Armanasco a la posición 7ma. Contenida en el pliego de fs.349 y fotografías tomadas en el lugar, traídas por oficio, obrantes a fs. 441.


6.Que Armanasco era quien “contrataba”, tomaba los datos a los obreros,“arreglaba” o “convenia” las condiciones de labor de los operarios afectados a dicha construcción.

Así lo intrepreté en conciencia de los dichos veraces y convincentes vertidos en vista de causa por el testigo Juarez (a la sazón ex empleado de la obra durante tres días, no alcanzó a laborar junto con Juan A. Riquelme; constató las deficiencias de la misma y se retiró del lugar dos meses antes del derrumbre).

En el mismo sentido anoto al deposición testimonial de Arriola vertida en vista de causa (indicó vincularse con Armanasco para trabajar en la obra de Avda. Colón 4501, gracias a la presentación que hizo ante el demandado Jorge H. Zamorano).

Y en sentido confirmatorio a lo expuesto supra, anoto a) la declaración testimonial vertida en sede penal a fs.168/170 y 174vta por Héctor J. Zamorano (ex empleado de Armanasco en la obra de Avda.Colón 4501, primero laboró en la obra de calle Formosa y luego el accionado lo destinó a la obra de Colon 4501, indicó que “…tomó contacto con Armanasco por intermedio del fallecido Riquelme ya que éste lo recomendó al arquitecto para que le diera al declarante trabajo…”) (fs.168vta); b) la deposición de Daniel F. Merino (cónyuge de la dueña de obra, Elina Muñoz) obrante a fs. 206/207, oportunidad en la que indicó que “… la convocatoria del personal que se desempeñaría en el lugar quedaba a exclusiva cuenta de Armanasco así como los seguros y las cargas…”; c) la declaración testimonial efectuada en sede penal por Rubén A. Riquelme traída a fs. 162/163.

7.Que Armanasco -efectivamente- contrató en su propio nombre, seguro con MAPFRE ARGENTINA SA para cubrir riesgos tales como Muerte Accidental, Incapacidad Accidental, Asistencia Médico Farmacéutica, período de cobertura 23.3.07 al 24.3.07 (así se desprende del informe de fs. 144).

8.Que el trabajo en obras con Armanasco, era por períodos interrumpidos ya que a veces la construcción se paraba: Así surge de la deposición en sede penal del testigo Ruben Antonio Riquelme, traída a fs.162.

9.Que Armanasco era quién abonaba el jornal diario a los operarios de la construcción allí destacados; que el jornal diario pactado con los peones era el de $25 por día; que los mismos eran pagados semanalmente por el demandado todos los sábados, “sin firmar nada”:

cfme: Declaración del testigo Angel R. Juarez –trabajó en la obra tres días- vertida a fs. 166/167, ratificada en vista de causa; en el mismo sentido anoto la declaración muy convincente del testigo Arriola, otrora ex empleado –peón- de la obra de calle Colon 4501, trabajó con Juan A. Riquelme en el lugar, un mes; y la deposición en sede penal del testigo Hugo R. Lemos –ex peón de la obra- traída a fs. 188/189.

10.Que Armanasco proveyó a los obreros de la construcción herramientas de trabajo (maceta y cascos) y barbijos; que las herramientas más grandes eran de propiedad de Armanasco; y que ante la falta de materiales para continuar la obra, los mismos eran pedidos a Armanasco (así lo intrepreté en conciencia de los dichos veraces y convincentes vertidos en vista de causa por el testigo Juarez y Arriola).

Y corrobora mi conclusión lo manifestado por Armanasco en sede penal a fs.182 oportunidad en que éste manifestara –pto.4)- “…contraté los correspondientes seguros de los obreros en Mapfre, así como los elementos de seguridad como cascos, gafas, guantes y barbijos que fueron proveídos a los obreros..”

11.Que Armanasco acudía a la obra de calle Colón 4501, dos veces por semana, permaneciendo en la misma alrededor de una hora (así lo interpreté de los dichos vertidos por el testigo Arriola, los que por su sinceridad me persuadieron).

12.Que Juan A. Riquelme –al igual que el resto de los operarios afectados en la obra de avda. Colón 4501- trabaja en la misma lunes a viernes de 8 a 17 hs y los sábados medio día; que trabajaba como Albañil; que de los operarios destacados en la obra, el que contaba con más experiencia o baquía, era Juan A. Riquelme (así lo interpreté de los dichos vertidos por el testigo Arriola, los que por su sinceridad me persuadieron).

Si en su labor el juzgador debe apreciar, valorar, ponderar y comparar el material probatorio para luego decidir sobre el tema litigioso, respecto de las circunstancias fácticas (SCBA, L 56253 del 14-11-1995, entre otros) y –naturalmente- con estricto apego y congruente al modo en que las partes debatieran sobre este extremo en particular, a mérito de los hechos fijados supra como demostrados (arg. art. 47 ley 11653 y 163 CPC) – finalmente- juzgo como suficientemente probado en la especie, que JUAN ANTONIO RIQUELME trabajó a órdenes dependientes de CLAUDIO FABIAN ARMANASCO (Art. 44 inciso d ley 11653 y 21, 22 LCT ).

Atinente a las condiciones de labor de Riquelme: no encuentro en el sub.lite evidencia demostrativa alguna que me permita razonablemente apartarme de aquellas fijadas en la demanda bajo juramento del art. 39 ley 11653 prestado a fs. 38vta pto.X) cuyo apercibimiento - ante la ausencia de libros de empleo del accionado - corresponde aplicar en este acto.

En consecuencia juzgo como demostrado que Riquelme trabajó a órdenes de Armanasco desde agosto 2003 como Oficial Albañil; que si bien trabajó por tiempo indeterminado, ello fue así, más de manera fraccionada en el tiempo(de acuerdo a la existencia de obras y a la duración de las mismas, como es típico en este tipo de actividad laboral, y tal como surgiera de la deposición de fs. 162); según jornada completa de labor a razón de seis días a la semana, que por su trabajo Riquelme percibía $ 80 diarios, igual a ($ 80 x 6 días x 4 semanas por mes) $1.920 por mes; importe éste el que guarda lógica relación con los mínimos de rigor en el sector de la construcción, según informe UOCRA de fs. 119/127; y que el contrato de trabajo de marras se desarrolló en la clandestinidad, fuera de todo registro laboral.

Apreciaré en Sentencia los efectos jurídicos de los actos aquí establecidos como probados.

ASI LO VOTO (art. 26, 28 y 44 inciso d ley ley 11653).

A LA MISMA CUESTION los sres Jueces Dres. Lerena y Novoa adhieren por sus fundamentos y votan en igual sentido.

TERCERA:¿Ha sido probado que JUAN ANTONIO RIQUELME perdiera la vida en el accidente de trabajo denunciado en la demanda?

A LA TERCERA CUESTION el sr. Juez dr. Sacagliotti dijo:

Por no resultar hecho controversial entre las partes (ver pasaje de fs.90 y sgtes del responde) juzgo como demostrado (art 44 inciso d ley 11653) que en fecha 18.4.07 la obra en construcción de calle Misiones y Colòn y adonde Juan Antonio Riquelme estaba laboralmente afectado, colapsa y se derrumba, provocando la muerte del trabajador.;

En sentido corroborativo a lo expuesto, me remito a las copias certificadas traídas a fs. 158/227 pertenecientes a la IPP nro. 229072 caratulada Armanasco s/Homicidio Culposo” y a la respuesta asertiva brindada en vista de causa por Armanasco, a la posición 8va puesta en su contra en el pliego de fs.349vta;del mismo modo juzgo como demostrado que a la fecha del accidente el demandado omitió contratar un seguro de accidente de trabajo (así lo confesó Armanasco en vista de causa, en ocasión de responder afirmativamente a la posición 9na contenida en el pliego de fs. 349vta, e incluso así surge corroborado por el informe emitido por la Superintendencia de Seguros a fs. 142/143).

Por último, si Juan Antonio Riquelme nació el pasado 9.4.61 (cfme. certificado de nacimiento traído a fs.317/318) se concluye entonces que al momento del accidente de trabajo fatal (ocurrido dijimos el pasado 18.4.07), el trabajador tenía 46 años de edad recién cumplidos.

Apreciaré en Sentencia los efectos jurídicos de los actos aquí establecidos como probados.

ASI LO VOTO (art. 26, 28 y 44 inciso d ley ley 11653).

A LA MISMA CUESTION los sres Jueces Dres. Lerena y Novoa adhieren por sus fundamentos y votan en igual sentido.-

CUARTA: ¿Se demostró el pago de los créditos en pugna?

A LA CUARTA CUESTION el sr. Juez dr. Scagliotti dijo:

No resulta hecho controversial entre las partes (y así juzgo como probado) (art. 44 inciso d ley 11653) que el seguro contratado por Armanasco ante Mapfre Argentina SA (considerando 7mo. De la cuestión 2da. De este Veredicto) fué puesto a disposición de Mariana Hortensia Riquelme, Alicia Audolina Aranda y Rubén Antonio Riquelme (en sus respectivos carácteres de derechohabientes del fallecido Juan A. Riquelme) y hasta la suma de $ 60 mil mediante cesión de derechos/endoso de estilo sobre la póliza nro. 108-0295362-010, ello en el marco del instrumento de fs. 74/80 nominado por las partes como “Convenio Privado de Conciliación Transaccional Extrajudicial Indemnizatoria Accidente Personal” (documento expresamente reconocido por la actora a fs. 100 pto.V ) ello así a partir de su suscripción, ocurrida en esta ciudad el pasado 9.5.07 (cfme. fs.91 y ssgtes del responde e informe de la aseguradora brindado a fs. 144).

Importe de $60 mil, cuyo cobro realizará Rubén Riquelme por sí y en representación de los restantes deudos (cfme cláusula SEGUNDA de fs.76vta); al margen de la forma en que éstos -a su vez- pactaran entre sí su distribución ($ 20 mil para cada uno de ellos, como recién se explicara a fs 350).

Luego, resulta por simple omisión en autos, que la cláusula liberatoria SEXTA obrante a fs. 77, no ha sido sometida a homologación por parte de la autoridad administrativa o judicial competente (Arg.art. 15 LCT) lo cual así juzgo como probado (art. 44 inciso d ley 11653).

En tanto que a través del informe emitido a fs.156/157 resulta demostrado (art. 44 inciso d ley 11653) que los gastos funerarios de Juan A. Riquelme fueron afrontados los deudos del mismo y hasta la suma de $ 850.

Por último a juzgar por el tenor de la posición 10ma contenida a fs.349vta, la respuesta asertiva brindada a la misma por el absolvente/demandado y lo dispuesto por el art. 409 2da. parte CPC, juzgo como demostrado (art. 44 inciso d ley 11653) que el patrimonio del demandado es insuficiente como para afrontar las prestaciones que establece la ley de riesgos de trabajo, a favor de los causahabientes del trabajador fallecido.

Apreciaré en Sentencia los efectos jurídicos de los actos aquí establecidos como probados.

ASI LO VOTO (art. 26, 28 y 44 inciso d ley ley 11653).-


A LA MISMA CUESTION los sres Jueces Dres. Lerena y Novoa adhieren por sus fundamentos y votan en igual sentido.-

No siendo para más, se da por terminado el acto, firmando los Señores Jueces, por ante mí Secretario, de lo que certifico y doy fe.-

  1   2

Добавить в свой блог или на сайт

Похожие:

¿Se demostró que Juan Antonio Riquelme haya mantenido en vida con las reclamantes de autos Alicia Audolina aranda y Mariana Hortensia riquelme, la relación o vínculo de parentezco invocado en la demanda? Segunda iconEl pionero Jim Selman: “Es la relación profesional continuada que ayuda a obtener resultados extraordinarios en la vida, profesión, empresas o negocios de las personas”
«conductor o guia»), mientras que la persona que lo recibe se denomina coachee (afi: [koʊtʃ

¿Se demostró que Juan Antonio Riquelme haya mantenido en vida con las reclamantes de autos Alicia Audolina aranda y Mariana Hortensia riquelme, la relación o vínculo de parentezco invocado en la demanda? Segunda iconBibliografía relacionada con la aparición de las primeras ideas cuánticas y con los antecedentes y el desarrollo de la mecánica ondulatoria

¿Se demostró que Juan Antonio Riquelme haya mantenido en vida con las reclamantes de autos Alicia Audolina aranda y Mariana Hortensia riquelme, la relación o vínculo de parentezco invocado en la demanda? Segunda iconRelación con otras materias previas, simultáneas y futuras

¿Se demostró que Juan Antonio Riquelme haya mantenido en vida con las reclamantes de autos Alicia Audolina aranda y Mariana Hortensia riquelme, la relación o vínculo de parentezco invocado en la demanda? Segunda iconRelación con otras materias previas, simultáneas y futuras

¿Se demostró que Juan Antonio Riquelme haya mantenido en vida con las reclamantes de autos Alicia Audolina aranda y Mariana Hortensia riquelme, la relación o vínculo de parentezco invocado en la demanda? Segunda iconDocumento S2 Lectura con información diversa sobre las ideas previas

¿Se demostró que Juan Antonio Riquelme haya mantenido en vida con las reclamantes de autos Alicia Audolina aranda y Mariana Hortensia riquelme, la relación o vínculo de parentezco invocado en la demanda? Segunda iconSesión ordinaria de Corte Plena celebrada a las trece horas treinta minutos del veinte de abril del dos mil nueve, con la asistencia inicial de los

¿Se demostró que Juan Antonio Riquelme haya mantenido en vida con las reclamantes de autos Alicia Audolina aranda y Mariana Hortensia riquelme, la relación o vínculo de parentezco invocado en la demanda? Segunda iconSesión extraordinaria de Corte Plena celebrada a las trece horas treinta minutos del cinco de marzo del dos mil siete, con asistencia inicial de los

¿Se demostró que Juan Antonio Riquelme haya mantenido en vida con las reclamantes de autos Alicia Audolina aranda y Mariana Hortensia riquelme, la relación o vínculo de parentezco invocado en la demanda? Segunda iconHaga un clic en las secciones debajo para guiar a diferentes áreas del documento Haga un clic en los enlaces. Usted será dirigido a un sitio o directorio web con la lista de materiales de este tema

¿Se demostró que Juan Antonio Riquelme haya mantenido en vida con las reclamantes de autos Alicia Audolina aranda y Mariana Hortensia riquelme, la relación o vínculo de parentezco invocado en la demanda? Segunda iconLas enseñanzas histórico-jurídicas y romanísticas en las principales facultades de derecho de los estados unidos de américa

¿Se demostró que Juan Antonio Riquelme haya mantenido en vida con las reclamantes de autos Alicia Audolina aranda y Mariana Hortensia riquelme, la relación o vínculo de parentezco invocado en la demanda? Segunda iconDebemos decir, lamentablemente, que las trade-unions aquí han olvidado su deber como vanguardia de la clase obrera. ( ). Junto a las asociaciones en los ramos


Разместите кнопку на своём сайте:
lib.convdocs.org


База данных защищена авторским правом ©lib.convdocs.org 2012
обратиться к администрации
lib.convdocs.org
Главная страница